. . .

Buscamos soñar con 424

Txt: Mariana Go!

424

Poco antes de que éstos costarricenses se presentaran en en Festival #Marvin13, tuvieron la oportunidad de conocer la calidez mexicana, siendo teloneros de Hello Seahorse! en el Teatro Metropólitan. Pero ¿tienes una idea de quienes son?, ni te apures que aquí, nosotros de contamos.

424 es un cuarteto proveniente de la ciudad de Costa Rica. Su nombre es gracias a la fecha en la que ésta banda nació, 24 de abril de 2009. Desde aquí notamos que ellos se deben a sus raíces, y es así como sale un sonido completamente orgánico con tintes rockeros que albergan un centenar y medio de sentimientos. ¿Ya te empezó a llamar la atención? Pues bueno, seguimos. Felipe Pérez (voz y guitarra), Felipe Oller (bajo), Guayo Mena (guitarra) y Juan Carlos Pardo (batería), son dignos de admirar, ya que aunque llevan poco tiempo en los escenarios mexicanos, han llamado la atención de muchos por la energía que dejan desbordar en cada foro, como una brea condicionada sólo por el tiempo.

Su primer encuentro con la fama fue justo en su natal Costa Rica, aquí la rola ‘No quiero hablar’ llegó a estar en los primeros lugares de diversas estaciones de radio y televisión. Éste éxito fue un preámbulo del inigualable poder que tienen los sudamericanos mencionados; así dieron lugar a ‘Mapas y caminos’ que obtuvo una respuesta positiva por parte de los fans. Cabe mencionar que 424 tuvo la oportunidad de romper límites geográficos, gracias a que MTV Latinoamérica eligió ambas canciones para ser el soundtrack oficial de la serie televisiva ‘Niñas Mal’. En esos entonces, manejaban un sonido un poco más fuerte, con voces rasposas y riffs de guitarra prolongados, así como poderosas batacas. Sin duda una banda de rock digna de incontrolables movimientos de melena.

No mucho después, dieron a luz una producción discográfica titulada ‘Oro’ -producido y mezclado por Phil Vinall– que hasta ahora es su único material de estudio, pero digno representante del metal precioso gracias a las rolas hipnotizantes que alberga en su interior. Basta con escuchar ‘Soñábamos’ para transportarte a esos recuerdos que nos matan por dentro, pero es justo aquí donde el cuarteto da todo de sí en cada nota superdotada dejándonos en un desierto de sentimientos, sin duda pegajosa como ella sola. Otra buena rola calienta motores es ‘Gala’, aquí te podemos decir que si tienes ganas de decirle a alguien que no quieres nada de nada, dedícasela; suena muy sensual y tenue pero las notas esconden una cruda verdad.

En ésta producción es más notorio su progreso musical ya que como mencionamos anteriormente, manejan un rock orgánico del bueno, donde se le da tiempo a cada instrumento para su total disfrute.

Actualmente se encuentran ofreciendo pequeñas presentaciones en la capital. Si llegas a enterarte de alguna, deberías aprovechar para conocer su onda espacial.

Ahora sí, la decisión es completamente tuya, ¿vas a dejar que 424 llene tu playlist de eternas emociones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *